954 22 92 93

Centro Médico Arenal en Doctoralia

La mayoría de biopsias se realizan con una aguja muy fina y una jeringa que se le acopla para aspirar algunas células que serán teñidas y analizadas. Este estudio se llama citología. Se asocia con un bajo índice de complicaciones debido al pequeño calibre de la aguja empleada.

Sin embargo, a veces, la citología no es suficiente para caracterizar la alteración y entonces se necesita una muestra más grande de tejido para analizar. La muestra será fijada, teñida y cortada para que la estudie el médico patólogo. Este procedimiento se llama histología y requiere el uso de una aguja más gruesa para la obtención de más muestra.